En la actualidad la comida peruana está reconocida en el mundo entero. Eso se lo debemos a la gran variedad de colonias que llegaron al Perú en el transcurso de la historia.

Desde españoles en la época colonial, atravesando con la llegada de colonias japonesas, italianas, chinas, francesas hasta africanas lograron una inmensa variedad de platos típicos en las tres regiones del país.

La comida de la costa peruana cuenta con una fuente principal como el océano pacífico. El mar peruano es el principal exportador de harina de pescado para el mundo y también cuenta con una diversidad  de especies que habitan allí. En la costa desde tumbes hasta Tacna se adaptan los platos típicos de acuerdo a los peces que habitan en sus aguas. Es así como el Ceviche ha llegado a adaptarse en todas las regiones de la costa. La variedad es incontable desde  pulpa de cangrejo, conchas negras, chinguirito, tiradito, mero, lenguado, etc.

Otro factor de la gastronomía costeña es la gran cantidad de dulces que existe en la costa. Suspiro  a la limeña, arroz con leche, mazamorra, Turrón, colao, King Kong, Mil hojas, Alfeñique de Lambayeque, Champús de maíz blanco entre otros la lista es inmensa y es otra de las razones del éxito culinario en el mundo.

En la sierra la base fundamental de productos alimenticios son los tubérculos. Una cocina que se fue estructurando al aprovechar la fertilidad de la tierra en la cual se cosecha  infinidad de productos.  La carne en la sierra también es bastante consumida. La carne de cuy, llama, carnero, acompañada con lo cosechado en la chacra hace de estos platos sin duda uno de los platos más nutritivos del mundo.

En la selva se aprovechan al igual que la costa los peces pero de agua dulce, el Paiche es uno de los peces más reconocidos por su inmenso tamaño y por su rico sabor, llegando a medir hasta 2.5 metros de largo y pesar alrededor de 250 kilos. La cocina de esta parte del Perú es exótica. Se consume desde la carne de tortuga, lagarto, carne de sajino hasta mono. La cocina selvática aprovecha también su gran diversidad de flora y entre los frutos más consumidos está el aguaje, la cocona y el plátano, todos estos con gran contenido de proteínas.

Anuncios